Programa de inclusión de personas con discapacidad

Desde el área de RRHH e impulsados por el objetivo de promover el crecimiento de Brisa de forma inclusiva, nació la idea de apoyar el empleo productivo y decente para todos con un programa de inserción de personas con discapacidad.

Desde el área de RRHH e impulsados por el objetivo de promover el crecimiento de Brisa de forma inclusiva, nació la idea de apoyar el empleo productivo y decente para todos con un programa de inserción de personas con discapacidad.

Esto nos permite compartir experiencias positivas en el ámbito del trabajo y a desafiarnos en  poner en juego nuestros valores al servicio de otros. A aquellos que participan del programa les permite compartir parte de sus vidas con nuevos compañeros de trabajo y tener un grupo de pertenencia, dando lugar a un proceso enriquecedor para todos sus integrantes.

Además, las personas que se suman al programa tienen la posibilidad de incorporar a sus rutinas, nuevas prácticas de trabajo, el cumplimiento de actividades pautadas y coordinadas por un tutor, y el aprendizaje de herramientas laborales.

Nuestro primer integrante del programa; Pierre Chauvin, quien se incorporó a Brisa en Junio pasado, nos compartió su experiencia:

"Lo que más valoro es ESTAR RODEADO por personas activas cuya mayoría tiene mi edad. Esto me permite compartir la mayor parte de mi vida con nuevos compañeros en un ámbito laboral y tener otro grupo de pertenencia lo cual es muy enriquecedor.

Para realizar esta inclusión y ser parte de un buen clima laboral, TENGO que conservar un ánimo positivo de Lunes a Viernes con gente que conocí recientemente. Lo que me permite sociabilizarme. También aprendo de memoria los nombres de mis compañeros de trabajo anotándolos en mi celular.

Otro punto que valoro es el de estar obligado a ser ordenado y metódico para que mis actividades laborales no perturben el funcionamiento de la empresa. Para lograrlo, la disponibilidad de tiempo de mis compañeros junto al buen clima laboral fue imprescindible. 

El primer proyecto que me pidieron realizar, fue la organización de un torneo de futbol. Las herramientas laborales que use y enriquecí, gracias a la ayuda de unos compañeros, fueron el uso de internet o de la aplicación informática Excel. Como no tenía que cumplir esas actividades en cierto plazo, pude perfeccionar lo que me habían pedido.

Tuve que armar grillas en hojas de cálculo Excel.

En cuanto a las herramientas sociales, además del ánimo, tuve que desarrollar otras de sus habilidades. Como conversar de cualquier tema con mis compañeros (sobre todo a la hora del almuerzo porque “todos los que tenían disponibilidad se encontraban para comer juntos”) o adoptar mi conducta a mi entorno. Por ejemplo, mi comportamiento no puede ser el mismo en una reunión informal con mis compañeros de trabajo como en un almuerzo que en una formal con compañeros y un proveedor en una reunión de trabajo".

           

Programa de inclusión de personas con discapacidad
  Fecha: 28/09/17

Notas Relacionadas